El thrash nacional tiene cabida en el Candelabrum. Piraña de Querétaro es uno de sus representantes, quienes con su técnica y agresividad estarán devastando en León. Su último LP Blood Zone es un indicio de ello.

 

Sus años de vida y experiencia no pueden contarse con los dedos de la manos. Desde 2003 y hasta hoy, este grupo se ha mantenido en el estilo que más disfrutan tocar, mismo que ha sido explorado a lo largo de dos EPs, un split, un recopilatorio y tres LPs.

 

Piraña ya es una banda longeva que a pesar de tocar thrash también coquetea con el death y una buena actitud punk, actitud que seguro nos van a contagiar en su presentación.

Night Demon